Trocanteritis ¿Cómo curarla? ribercenter 15 octubre, 2019

Trocanteritis ¿Cómo curarla?

Las consultas por trocanteritis son sorprendentemente frecuentes en consulta. La morbilidad de esta patología es alta y por ello consideramos oportuno desde RIBER Center compartir nuestra metodología de abordaje que tan buenos resultados cosecha.

En primer lugar, empecemos explicando qué es trocanteritis:

La trocanteritis es una inflamación de la bursa y el periostio del trocánter mayor, que es la zona más externa del fémur y en la que se insertan los músculos pelvitrocantéreos como el piramidal, obturador externo, géminos, obturador interno y cuadrado crural.

¿Qué causa la trocanteritis?

Las causas principales que solemos encontrar en consulta son:

  • Traumatismo directo por golpe o caída.
  • Debilidad muscular de la musculatura abductora y extensora de cadera
  • Alteraciones biomecánicas en cadena ascendente.

¿Cuál es el tratamiento?

Lo primero que debemos hacer es determinar el origen del problema para ser más efectivos en nuestro abordaje terapéutico.

En este caso, partimos de una buena anamnesis en la que preguntamos al paciente sobre sus hábitos, cuándo aparece el dolor y si siente que se extiende a otras zonas, qué tipo de calzado utilizan, etc.

Inspeccionamos la posición del paciente.

Habitualmente (en caso de trocanteritis derecha), solemos apreciar un valgo de retropié izquierdo que genera un descenso del arco plantar izquierdo y una cadena adaptativa ascendente que conllevará una anteriorización y rotación interna del astrágalo, rotación interna de la tibia y fémur, aumento del vago de rodilla y desplazamiento externo de la rótula, iliaco izquierdo anteriorizado que va a generar una torsión sacra adaptando el iliaco derecho en rotación posterior.

Esto provoca un desplazamiento del centro de gravedad hacia la hemipelvis derecha.

A nivel de la pelvis, el peso de nuestra cabeza, miembros superiores y tronco, en condiciones normales, debe repartise al 50% entre los dos miembros inferiores. Al existir un desplazamiento del centro de gravedad hacia la derecha, le hemipelvis derecha está expuesta a una mayor carga de la que en teoría está diseñada para soportar.

Desde este punto, para no perder el equlibrio y caer hacia la derecha, la musculatura glútea y pelvistrocantérea se espasma y crea un terreno facilitado para que exista una inflamación de la bursa y el periostio del trocánter en caso de ejercicio físico de impacto, largas horas de pie o caminatas.

Desde este punto, planteamos un tratamiento en el que combinamos la osteopatía, técnicas de fisioterapia, ejercicio terapéutico y , de ser necesario, un estudio biomecánico.

Con osteopatía corregimos las alteraciones estructurales, comenzando desde el pie y ascendiendo hasta la pelvis y columna. Posteriormente, trabajamos sobre la musculatura pelvitrocantérea con técnicas de masaje y trabajo sobre puntos gatillo que nos ayudan a minimizar la tensión muscular. Más tarde trabajamos sobre el foco inflamatorio en el trocánter con técnicas de crioterapia y cupping. Complementamos esto colocando un vendaje neuromuscular que nos servirá como apoyo para evacuar la inflamación.

Acabada la sesión de trabajo manual recomendamos ejercicios de movilidad de articulación sacroilíaca y cadera junto con estiramientos de la musculatura pelvitrocantérea y ejercicios de fortalecimiento de la misma.

Normalmente, en 2 ó 3 sesiones el problema debe estar resuelto.

Observaremos la evolución y en caso de ser necesario, remitiremos al biomecánico para estudio y diseño de soportes plantares que mantengan un reparto adecuado de las cargas en el cuerpo que eviten la aparición de este problema.

Write a comment
Your email address will not be published. Required fields are marked *

×